Saltar al contenido
Portada » ¿Cómo hacer una limpieza de fin de obra tras una reforma o en una nueva vivienda?

¿Cómo hacer una limpieza de fin de obra tras una reforma o en una nueva vivienda?

Has terminado de hacer una reforma en casa o te han entregado tu nueva vivienda, y tan solo queda un último paso para poder disfrutar de todas sus comodidades: hacer una limpieza fin de obra.

Y es qué, lo habitual al terminar una obra o reforma, es realizar una eficiente y completa limpieza final de obra, para que todas las estancias reluzcan cómo nuevas que son.

Pero… ¿No sabes cómo llevarla a cabo?

No te preocupes, en este artículo te mostraremos cómo debes realizar este tipo de limpieza paso a paso.

Pasos a seguir para hacer una correcta limpieza después de una obra

Dejarlo todo en perfecto estado después de finalizar una obra es una tarea que requiere de organización y de la utilización de productos, utensilios y máquinas apropiadas para ello.

Pues elementos cómo el polvo, la escayola, la pintura o los restos de escombro se van acumulando en cualquier lado y en todos los rincones.

 

Empieza por eliminar el polvo acumulado durante la obra

El polvo que se ha ido acumulando en rendijas o rincones a raíz de la obra, es uno de los principales elementos que necesitarás eliminar para poder ver tu vivienda completamente limpia.

No empieces por coger una escoba y barrerlo todo, pues lo único que lograrás es levantar las partículas y moverlas, quedando depositadas en otros lugares.

Te recomendamos que organices esta limpieza estancia por estancia, abriendo la ventana o ventanas de cada una y cerrando su correspondiente puerta. Posteriormente y con una escoba barre en dirección a la ventana.

 

Elimina la suciedad de techos y paredes

Una vez finalizado el paso anterior y cuando tengas la vivienda aparentemente limpia de polvo, es momento de empezar con la limpieza de los restos y suciedad existentes en techos y paredes.

Para este paso nuestra recomendación es que utilices un trapeador humedo y te hagas servir de un soporte con el que puedas alcanzar la altura del techo.

 

Continúa con la limpieza del suelo

No te recomendamos limpiar el suelo antes de haber hecho la limpieza de techo y paredes, por eso dejamos este paso como el tercero de la lista.

En el suelo es donde más se acumulan residuos y manchas de yeso, escayola, pintura, cemento o de otros materiales.

Para esta tarea puedes hacer uso de un trapeador  y detergente limpiasuelos.

Ojo, siempre teniendo en cuenta las características del suelo que vas a limpiar, utilizar un tipo de producto no adecuado puede dañar la superficie.

También debes tener especial cuidado si utilizas útiles cómo espátulas, pues podrías rayar el suelo, por ello, debes tener paciencia y actuar el tiempo necesario sobre cada resto o mancha.

Posteriormente y una vez tengas limpia toda la estancia puedes hacer volver a hacer uso del aspirador para recoger cualquier resto sólido que haya podido quedar.

 

Limpia el resto de componentes de tu vivienda

Si ya has limpiado suelos, techos y paredes, ya tienes muy adelantada tu limpieza fin de obra pero todavía faltan cosas por hacer.

Es por ello, que deberás realizar un recorrido completo por la cocina, los baños, todas las habitaciones, balcones, terraza, etc. para ver qué queda por limpiar.

Revisa el resto de componentes de la vivienda, cristales, ventanas, puertas, barandillas, etc.

Para limpiar de forma eficaz estos elementos, será suficiente con un trapo húmedo con agua y detergente limpiador.

Finaliza dando un repaso con el aspirador

Y para finalizar la limpieza integral de todos los espacios de tu hogar es hora del retoque final.

Ya has eliminado el polvo acumulado en cada habitación, has limpiado techos y paredes, suelos, cocina, baños, ventanales, cristales, puertas y demás elementos.

Ahora es momento de hacer uso nuevamente de la aspiradora para terminar de dar un repaso y eliminar los últimos restos de polvo y suciedad rebeldes que todavía puedan quedar en la vivienda.

Así es que te recomendamos que vayas estancia por estancia y pases la aspiradora sobre todas las superficies que has ido limpiando en los pasos previos.

 

Ventajas de contratar una empresa especializada en limpieza final de obra

Ahora que ya conoces todos los pasos para realizar una correcta limpieza fin de obra, queremos mostrarte las ventajas que puedes obtener si delegas este trabajo en una empresa especializa.

Eficiencia: Las empresas profesionales realizamos un trabajo de calidad y con garantías, por lo que recibirás tu vivienda 100% limpia. Ya que contamos con máquinas y productos apropiados para llevar a cabo cada una de las tareas.

Seguridad: Un profesional especializado cuenta con los elementos de protección necesarios para trabajar en ambientes con mucho polvo.

Rapidez: En una empresa de limpieza industrial contamos con el personal y las herramientas que hacen posible una entrega rápida y eficiente.

Ahorro de tiempo: Podrás tener tu vivienda lista en mucho menos tiempo que si decides hacerlo por tu cuenta. En parte, debido a la gran experiencia que acumulamos las empresas de limpieza profesional en estas tareas.