Saltar al contenido
Portada » ¿Cómo solucionar la limpieza de tu empresa de manera interna o contratando un proveedor externo?

¿Cómo solucionar la limpieza de tu empresa de manera interna o contratando un proveedor externo?

Hoy en día es muy frecuente que las empresas dejen las tareas de limpieza de sus instalaciones en manos de profesionales y, lo seguro es que contratan a empresas particulares para realizar estas actividades como los facility services pero, ¿esa es la mejor opción?

Contratar este tipo de empresas te brinda diferentes beneficios como: 

  • Genera más actividad laboral en la empresa
  • Brinda una imagen de calidad 
  • Simplifica procesos 
  • Colaboradores felices

 

Gracias al outsourcing, se pueden transferir tareas o procesos concretos a una empresa externa. Sin embargo, en determinadas circunstancias, los servicios también pueden prestarse internamente (subcontratación interna de la empresa). Tanto si se transfiere una tarea a otra empresa dentro del grupo, como si se crea una nueva empresa especializada en la tarea relevante, o si se subcontrata la tarea a trabajadores temporales, se trata de outsourcing interno. Por el contrario, en el caso de la subcontratación externa, una tarea se encarga por completo a una empresa externa, que puede ser una empresa regional o un contratista extranjero. El objetivo principal suele ser un ahorro de costes.

El outsourcing ha ido ganando relevancia en las últimas décadas. Muchas empresas recurren a estrategias de outsourcing para adquirir servicios de forma rentable y poder centrarse más en sus funciones principales. Para que estas medidas alcancen el éxito deseado, se necesitan enfoques modernos de producción y logística. La estrategia de producción just-in-time (justo a tiempo) es un ejemplo de este concepto. Los materiales solo se fabrican o entregan cuando realmente se necesitan para la fabricación. De este modo, la empresa ahorra costes de almacenamiento y, en un primer momento, solo se pagan los costes de material por la fabricación.

En el contexto de la globalización –gracias a conceptos globales de logística y al desarrollo constante de Internet– hoy en día es más sencillo que nunca para una empresa transferir parte de sus procesos a compañías externas. Si la externalización se utiliza correctamente, se pueden acelerar los procesos de trabajo y mejorar los productos o servicios. Todo ello permite hacer frente a la creciente competencia global.