Saltar al contenido
Portada » Aumento del salario mínimo a $240.00 para el 2024

Aumento del salario mínimo a $240.00 para el 2024

El salario mínimo en México es la remuneración económica menor que debe recibir un trabajador por sus servicios profesionales. Por norma oficial, ningún sueldo puede bajar de la cantidad estipulada para el salario mínimo.

Gracias a esta regulación, ninguna empresa o empleador puede pagar menos a sus trabajadores ya que sería una violación a los derechos laborales.

Cada año se modifica la cantidad de dinero que un trabajador obtiene por su jornada laboral al día. El salario mínimo 2022, en México, es distinto al del año anterior. Cambia de acuerdo con la situación económica del país. Para determinar la cifra, se toman en cuenta el porcentaje de inflación mexicana y el costo de productos esenciales.

Conasami va por un aumento del 50% al salario mínimo al 2024, a $260.00. 

En 2021, con una inflación de 6%, el gobierno federal pretendía llegar a un salario mínimo general de 226 pesos diarios al final del sexenio. Una guerra en Europa Oriental, varias subidas en los precios de energéticos y de productos de la canasta básica después, la inflación es de 8 por ciento. Así que la nueva meta es de 260 pesos, lo que implica un incremento de 50.4% respecto del nivel de 172.9 pesos vigente este año. “Es por eso que llegamos a 260 pesos, un monto más elevado de lo previamente proyectado”, dice Luis Felipe Munguía Corella, presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami).

Parece que el plan de la administración actual es que al final del sexenio, es decir, en 2024 el salario mínimo llegue a $240 o $250 pesos diarios, considerando que el ingreso mínimo para salir de la línea de la pobreza es de 214 pesos, más inflación.

El Universal menciona que “Tenemos que empezarnos a adaptar rápidamente sobre todas las pymes que son un actor importante y una generación de empleos en el país. Lo vimos ahora con la reciente reforma de subcontratación aprobada los meses pasados”, por la cual hay que registrarse como empresa de outsourcing, entre muchos otros retos que se presentan. 

Tú, ¿Qué opinas?